Abya Yala Soberana apuesta trascender la modernidad

Entre los días 22 al 25 de noviembre reciente, portavoces de cerca de 30 organizaciones de Guatemala, y representaciones de más de 50 organizaciones provenientes de Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Nicaragua, Honduras, El Salvador, México, entre otros, realizaron el II Encuentro de Abya Yala Soberana.

El evento autoconvocado, bajo el título de: Pueblos y comunidades en movimiento, desafíos de la decolonialidad por el Buen Vivir, reunió cerca de 200 personas, quienes con algarabía reflexiva convivieron y compartieron sus sueños y proyectos desde sus territorios con una perspectiva continental.

Pueblos y comunidades en movimiento en la geopolítica actual

El primer día abordaron la situación de los pueblos y comunidades en movimiento en el marco de la geopolítica actual.

Tanto en las conferencias, como en los grupos de trabajo, se constató que las y los participantes en el Encuentro “están decididos a seguir haciendo historia como sujetos determinantes en las dinámicas sociopolíticas del Continente.”[1]

Desafíos de la decolonialidad para los pueblos y comunidades en movimiento

El segundo día estuvo centrado específicamente en la cuestión de la decolonialidad como desafío en el quehacer y proyecciones de los pueblos y comunidades en movimiento.[2]

Variables como el racismo, sexismo, clasismo, estados naciones, extractivismo, imperialismo…, fueron abordados desde diferentes territorios.

Ramón Grosfoguel, fue categórico al reiterar que: “La decolonialidad tiene que ser anti imperial. No puede ser que en nuestras luchas se estén colando actores, incluso vestidos de indígenas, pero pro imperiales”, indicó el profesor puertorriqueño.

Katya Colmenares, por su parte, dejó fijada la idea de: “Los nuevos sujetos de la decolonialidad no son, ni serán nuevos. Tienen raíces milenarias. La comunidad anclada alrededor de la defensa/reproducción de la Vida es y será el sujeto decolonial”, afirmó.

“El hecho colonial impone patrones de dominación colonial masculina en nuestros pueblos, en ese sentido la decolonialidad debe ser constitutivamente antipatriarcal, antiimpatrial y anticapitalista”, indicó Karina Ochoa.

Otros temas abordados en el encuentro fueron: avances y desafíos de la plurinacionalidad en los diferentes países[3], los procesos de buenos vivires en y desde los diferentes pueblos del Continente[4], las diferentes luchas de las mujeres[5], y la urgente necesidad de transitar de las luchas sociales o gremiales hacia las luchas sociopolíticas mediante instrumentos políticos propios.

Instrumentos políticos propios y la plurinacionalidad

En el Encuentro se planteó la urgente necesidad de transitar de las luchas sociales y culturales que emprenden comunidades y pueblos del Continente hacia las luchas sociopolíticas.

Para ello, según experiencias de Bolivia, Guatemala, Panamá, Chile, entre otros, es importante construir instrumentos políticos propios (organizaciones políticas propias) para disputar el poder en las urnas, y desde los espacios de poder impulsar procesos de cambios estructurales y propuestas plurinacionales:

“Para emprender los procesos de cambios estructurales y plurinacionales en los diferentes países, los pueblos y comunidades en movimiento necesitamos construir colectivamente nuestros instrumentos políticos para acceder a los espacios de decisión, mediante las urnas y las calles, y acelerar los procesos de cambios profundos, mediante procesos de asambleas constituyentes originarios, populares y plurinacionales. Sin renunciar a las acciones colectivas de hecho para ejercer nuestros derechos colectivos.” Menciona la Declaración del II Encuentro.[6]

En los casos de Bolivia y Ecuador se reflexionó sobre sus avances, y desafíos de la implementación de la plurinacionalidad. En los casos de Guatemala y Chile, países donde la plurinacionalidad aún es una propuesta para los próximos procesos de asambleas constituyentes, se planteó la necesidad de concebir los estados plurinacionales con autonomías territoriales indefectiblemente.[7]

“La plurinacionalidad es nuestra apuesta política para construir nuevos estados plurinacionales, nuevas leyes, instituciones y proyectos de vida que posibiliten la convivencia equilibrada entre todos los seres que cohabitamos en la comunidad cósmica. Para ello debemos fortalecer nuestros procesos organizativos, formativos, de comunicación intercultural, y de articulación en y desde nuestros territorios de manera constante.”, indica la Declaración en relación a la plurinacionalidad.”

Compromisos y solidaridad con los pueblos en lucha

El evento concluyó con tres compromisos concretos de acciones colectivas para el año 2023: Realizar una manifestación pública simultánea, en los diferentes territorios y países del Continente, rechazando los despojos violentos en los territorios, denunciando a los agentes del imperialismo, y convocando a los pueblos a consensuar y construir estados plurinacionales que promuevan los buenos vivires en el Continente.

Organizar en Guatemala un espacio de formación decolonial para comunidades, pueblos y organizaciones de Abya Yala Soberana.

Acompañar los procesos electorales de los diferentes países con observadores electorales internacionales desde Abya Yala Soberana.

“Ratificamos nuestra voluntad política de fortalecer ABYA YALA SOBERANA como un espacio de articulación anticolonialista y decolonial, antipatriarcal, antineoliberal, anticapitalista, antiimperialista, y en defensa de nuestra casa común la Madre Tierra.

Nos comprometemos a fortalecer los saberes y la espiritualidad colectiva de nuestros ancestros para que pervivan en el corazón de los pueblos para el equilibrio en nuestra Pachamama.

Acciones de solidaridad con todos los pueblos en pie de lucha por la defensa de nuestra Madre Tierra, la Vida, los territorios, los derechos colectivos e individuales en los diferentes territorios.”, concluye la Declaratoria del II Encuentro de Abya Yala Soberana.

De esta manera, el espacio de Abya Yala Soberana, que surgió a iniciativa de comunidades organizadas en resistencia en Guatemala, en 2020,[8] llevó a cabo su II Encuentro Continental, y en los días siguientes realizará su asamblea virtual para evaluar dicho evento y avanzar en la concreción de los acuerdos. Importante indicar que el primer día del II Encuentro (22 de noviembre) estuvo exclusivamente dedicado al encuentro de comunicadores y periodistas del Continente para acompañar la agenda y luchas de los pueblos en y desde los territorios.[9]

Por: Ollantay Itzamná. Quechua, Abogado, Perú. Foto portada: RiksinakuyTV. Noviembre 30 de 2022.

[1] Véase, https://fb.watch/h6p1eIGgQ9/

[2] Véase, https://fb.watch/h6oIxCUUod/

[3] Véase, https://fb.watch/h6pwqiITZQ/

[4] Véase, https://fb.watch/h6pCyzN-p4/

[5] Véase, https://fb.watch/h6pFhWSpVE/

[6] Véase, https://issuu.com/nomada6/docs/declaracio_n

[7] Véase, https://fb.watch/h6oXEXSLwq/

[8] Véase, https://issuu.com/home/drafts/7pyp3cgckdc

[9] Véase, https://fb.watch/h6oQFsjguE/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x Close

Gracias por su Me Gusta en nuestra página

A %d blogueros les gusta esto: