Aniversario del Movimiento al Socialismo en Bolivia en plena crisis política

Verónica Zapata

El 11 de marzo la dirección departamental del Movimiento al Socialismo (MAS-IPSP) de Santa Cruz y de Beni realizó un reclamo formal al Tribunal Supremo Electoral (T.S.E.) para que desconozca a su dirección nacional, cuyo presidente es Evo Morales y su vicepresidente Gerardo García. Se denunció que la última elección se llevó a cabo el 2015 y que al ser de dos años el mandato, este venció hace siete años. Exigen que se respete 1) El estatuto orgánico del partido, art 13: “El congreso nacional del MAS-IPSP se reunirá cada dos año, será convocado públicamente, con un plazo de máximo de 90 días y un mínimo de 60 días”. 2) La Ley 1096 de partidos políticos, art.5 Inc. a), art. 7 Inc. e) y f): “Supervisar el cumplimiento de la normativa vigente y los estatutos internos de las organizaciones políticas en las elecciones, sus dirigencias y candidaturas”.

El reclamó ocasionó que el 16 de marzo se expulse del MAS-IPSP a su propio diputado Rolando Cuéllar y amenazaran con “quitarle” su banca política. Por otra parte, el 18 de marzo, también la dirigente indígena Angélica Ponce fue expulsada de la Confederación de Mujeres Interculturales de la que es presidenta. Además, se le exigió a Luis Arce destituirla del cargo directivo que ocupa en el ministerio de medio ambiente y a la directiva del partido que se la expulse del MAS-IPSP.

Los argumentos de la expulsión son: “difamar” a la élite del partido, fomentar la “división” y ser “promotores” del llamado a elección dentro del MAS-IPSP. Al respecto, el diputado Cuéllar afirmó en el programa “No Mentirás” de PAT que no le preocupa su expulsión y que lo único que hace es pedir “que se respete la democracia interna del partido”. Angélica Ponce relató que tampoco le preocupa su expulsión porque fue llevada a cabo por una “organización paralela” que creó la elite del partido, con el fin de desplazarla. Denunció que se quiere someter a las bases a una “dictadura sindical” al interior del partido y acusó a Evo Morales y su “entorno” de estar detrás de su expulsión. También, denunció acoso político: “Llegando de Argentina, Evo me dijo: “Tu deberías estar en la cocina, en vez de agradecer que luchamos para que el regrese”. A su vez, denunció tras su expulsión en “Correo del Sur”: “Recibí amenazas de muerte” y  “dos autos llegaron a mi casa y tomaron fotografías”.

Tras las expulsiones el binomio presidencial realizó el siguiente movimiento:1) El 24 de marzo David Choquehuanca se reunió con la alcaldesa Eva Copa en la vicepresidencia donde abordaron temas en beneficio de la ciudad alteña. 2) El 25 de marzo Luis Arce recibió en la casa de gobierno al diputado Rolando Cuéllar para tratar proyectos en beneficio de Santa Cruz de donde es oriundo el diputado.  3) Ese mismo día se desarrolló un ampliado de la dirección departamental del MAS-IPSP de Santa Cruz que contó con la presencia de David Choquehuanca y la dirigente Angélica Ponce donde se definió la unidad en torno al binomio presidencial. Desde la línea de la élite del partido, que expulsaron a Cuéllar y Ponce, descartaron que estas acciones sean un “respaldo” a los expulsados y que tengan el mero fin de coordinar proyectos de trabajo.

Estas expulsiones representan el segundo resquebrajamiento del MAS-IPSP, tras el primero el 2021 con la expulsión de Eva Copa ex presidenta del senado de Bolivia que produjo la salida del partido de su núcleo duro indígena, El Alto. Dichas expulsiones desataron un cruce beligerante entre los bandos en pugna, no se descarta más expulsiones.

El diputado Rolando Cuéllar y la dirigente Angélica Ponce representan una parte considerable del MAS-IPSP de la línea “renovadora” compuesta básicamente por el ala indígena de base y que pregona la renovación de líderes y protagonismo de la juventud. Se enfrenta contra la línea “histórica” o vieja estructura del partido, más conocida como “La vieja rosca” integrada, principalmente, por la izquierda tradicional de intelectuales blancos de clase media.

Los expulsados no son personas sin respaldo político, pero lo más delicado de la situación es el punto sin retorno que originó estas expulsiones. Si de lo que se trataba era de dar un ejemplo “disciplinario” a los militantes, este tuvo resultados opuestos y la crítica involucró hasta a Evo Morales. Detrás de esta interna se evidencia las disputas de las candidaturas 2025 y que hay un sector dentro del partido que no está de acuerdo con que Evo Morales sea nuevamente candidato el 2025. Las razones son múltiples, principalmente el rechazo a su “entorno” a quienes responsabilizan de la derrota en las elecciones sub nacionales del 2020 debido a la imposición de candidatos y por la caída de la imagen de Evo.

Cronología de los hechos: pugna entre Históricos Vs Renovadores

Históricos o vieja estructura del MAS:

-Álvaro García Linera ex vicepresidente de Bolivia reapareció mediáticamente  y desató numerosas respuestas del ala renovadora del partido. Principalmente, por sus dichos del 6 de marzo para la agencia EFE donde advierte de una “fragmentación popular” para las elecciones 2025, una liderada por Luis Arce y otra por Evo Morales. Además, hizo una separación entre “liderazgo político y estatal” representado por Luis Arce y David Choquehuanca y “liderazgo social” representado por Evo Morales, lo que podría manifestarse en candidaturas separadas. Por otro lado, el ex vicepresidente advirtió que no sabe si “serán candidatos dentro del MAS-IPSP o no”.

Se advierte, que el ex vicepresidente no reconoce el “liderazgo social” del binomio que ganó la elección el 2020 con el 55%, gracias a la promesa de campaña, plasmada en el artículo 5 de la resolución que el Pacto de Unidad (P.U.) firmó el 28 de octubre del 2020, de no incluir al mismo ex vicepresidente Álvaro García Linera y a su ex gabinete de ministros en el nuevo gobierno de Luis Arce para evitar cometer los mismos errores que se habrían cometido. Con esta resolución  la “renovación” generacional y el protagonismo de la juventud se impondría Por otro lado, se deja de lado que el actual vicepresidente David Choquehuanca fue el original candidato a presidente el 2020 elegido por mayoría por las bases indígenas, quién cedió su lugar a Luis Arce ante la imposición de la élite del partido en pos de evitar la fractura y poder recuperar la democracia.

Un dato importante es que hasta el 6 de marzo en que Álvaro García Linera brindó la entrevista a EFE, la élite del partido negó toda interna y acusó de “funcional a la derecha” a todo aquel que las expusiera públicamente y/o hiciera críticas al respecto. Con esa entrevista, se evidencia un cambio de estrategia y desacredita a los que mediáticamente niegan la fuerte crisis política que atraviesa el partido.

-El 17 de marzo el ex ministro de gobierno Carlos Romero sostuvo: “Evo va a jugar muchas cartas en la política boliviana (…) perfectamente puede ser candidato 2025”. Según, “Sin Mordaza Digital”, el ex ministro es considerado para las organizaciones sociales un “traidor” porque tras los conflictos del 2019, Romero dejó sin seguridad y sin inteligencia interna policial a Evo Morales y fue quién minimizó las movilizaciones golpistas.

-EL 23 de marzo el diputado del MAS-IPSP, Héctor Arce afirmó para “Detrás de la Mentira” en referencia a los expulsados: “Están tomando el camino de la traición (…) si revisan las conferencias que dieron hay resentimiento. El tema de fondo es pegas (cargos políticos) y poder. Cuéllar dijo que debería haber sido primer senador, pero que ahora es diputado suplente (…)  Angélica Ponce quería ser ministra de aguas y medio ambiente y ahora esta resentida porque no pudo serlo (…) La política no es una forma de vida para tener un sueldo y vivir de eso”.

-20 de marzo el senador del trópico Leonardo Loza se refirió a los expulsado y a quienes piden la renovación dirigencial en el partido: “A nombre de la renovación intentan dividir a nuestro instrumento político, traidores no pasaran”. También, le respondió a la alcaldesa Eva Copa que se sumó a la polémica: “Ellos se retiraron del MAS, tiene otro partido político. Son traidores del pueblo”.

Renovadores:

-El 9 marzo el diputado Rolando Cuéllar del MAS en entrevista para “Sin Mordaza Digital” le respondió al ex vicepresidente: “Entienda que ya cumplió su ciclo en la política, su imagen ya está desgastada, tiene muerte civil y política en Bolivia, estoy pidiendo que se jubile y que se dedique a formar líderes (…) Su postura es obsoleta, tiene que entender junto a su llamada rosca que se ganó elecciones el 2020 sin ustedes, son un estorbo en Bolivia, hoy hay nuevos actores políticos (…) El ex mandatario está mintiendo generando una división dentro del partido (…) Usted no va a volver a ser candidato, eso es lo que le preocupa, solo representa una mínima fracción dentro del partido”. Lo desafió a que convoque a una concentración: “No tiene bases, ni representación, el pueblo no le perdona que mientras las organizaciones sociales hacían campaña en plena pandemia y durante un gobierno golpista, otros se escaparon cobardemente a hoteles con aire acondicionado. Veían por cable lo que ocurría en el país y no aportaron absolutamente nada”. El diputado afirmó que el binomio presidencial logró reactivar la economía y que a este paso volverían a ser candidatos 2025.

-El 11 de marzo Rafael Bautista Segales, ex director de Geopolítica del Vivir Bien y Política Exterior de la Vicepresidencia, hombre de confianza de David Choquehuanca renuncia a su cargo. Rafael es hermano del filósofo Juan José Bautista Segales discípulo de Enrique Dussel, premiado por el presidente Nicolás Maduro con el Premio Libertador 2015 al Pensamiento Crítico. En su carta de renuncia afirmó: “Renuncio por la dictadura tecno-administrativa”, que le trabaría todos sus proyectos. Esta renuncia debe contextualizarse en un ataque sistemático hacia Choquehuanca y su cículo.

– El 12 de marzo, Illa Paxi del MAS-IPSP le respondió a Álvaro García Linera: “La situación de golpe del 2019 marcó un antes y un después en el país (…) El momento de golpe reveló algunas verdades: 1) Un gobierno desgastado, 2) El descontento generalizado por la insistencia a la reelección, 3) Los avances sociales rezagados y 4) El abuso de poder que fueron los condimentos para que la población inicialmente tome una actitud de espectadores del golpe (…) Los “cardenales” del grupo palaciego prefirieron velar por sus vidas, el “patria o muerte” quedó solo en frase (…) Cuando el pueblo sufría persecuciones, detenciones y amenazas, esas altas autoridades desde el “exilio forzado” nos veían desde el palco (…) Lejos de los acontecimientos y cambios que se daban en las calles, uno en particular, “el académico” al que nadie acusó y persiguió”.

-El 18 de marzo el diputado Rolando Cuéllar del MAS para el medio “Red GigaVisión” expresó tras su expulsión: “Quiero decirle a la vieja rosca que este diputado no va a renunciar porque yo soy masista (…) El Dr. Chato Peredo fue puesto en la congeladora (aislamiento político), imagínense que estos le hicieron eso a un comandante del argentino Ernesto “Che” Guevara (…). Ellos pusieron en tela de juicio a muchos líderes del MAS, tumbaron dirigentes, expulsaron dirigentes (…) Les digo a ustedes que el art. 156 del estatuto orgánico del MAS-IPSP, nunca puede estar por encima de la Constitución Política de Estado (C.P.E.), respeten la constitución en su art. 156 que habla de mi mandato como diputado de cinco años de duración. Les guste o no a la vieja rosca, ellos me van a tener que aguantar hasta el 2025. Y el art. 157 menciona que para que pierda mi cargo como diputado debe haber las causales de muerte, renuncia o revocatoria de mandato. Lo invito a Álvaro García Linera, Juan Ramón Quintana, Gerardo García a que si: ¿Quieren  quitarme la vida? Díganlo abiertamente. ¿Quieren que renuncie obligatoriamente? No lo voy a hacer, no sean cobardes. Si quieren revocar mi curul, tienen que convocar a un referéndum revocatorio. Pero ahí si se la van a ver negra con nuestro  presidente Luis Arce y vicepresidente David Choquehuanca, porque este es un gobierno elegido con 55 % de los votos. ¿Estos delincuentes que se escaparon ahora quieren tomar el timón del gobierno nacional? No lo vamos a permitir. Queremos decirle a la dirección nacional obsoleta que caducó su  mandato el 2017. ¿Acaso para la vieja rosca pedir que se lleve a cabo un congreso nacional es un delito? Yo les respondo: “No es un delito”, pedimos democracia, que respeten a las bases, nos cansamos de dedocracia”.

– El 17 de marzo el bloque oriente y la dirección del MAS-IPSP de Santa Cruz respaldaron al diputado Cuéllar y desconocieron a la directiva del partido por el vencimiento de su mandato y exigieron la nulidad de la expulsión por tal motivo.

-18 de marzo el influencer del MAS-IPSP “Alcón boliviano” le respondió al diputado Héctor Arce: “Usted es el que ocupó diversos cargos políticos hasta el día de hoy (…) esa es la explicación por el que no quieren a los nuevos líderes, por eso se dedican a matarlos. Encontraron un negocio y una mamadera del estado que no quieren soltar (…) Nos quieren hacer quedar como si nosotros quisiéramos eliminar el liderazgo de Evo (…) Lo único que queremos es recuperar a Evo de ustedes. Y hacerlo descansar para que retorne con las fuerzas de las bases porque perdió fuerzas, gracias a ustedes que son la vieja rosca (…) ¿Por qué los llamamos vieja rosca? Porque están metidos en el MAS hace 15 Años. (…) Están a lado del Evo utilizándolo y desgastando su imagen y matando en vida su liderazgo (…). No se vengan a querer adueñar del MAS diciendo que son los fundadores porque es de todo el pueblo, tampoco es de Evo Morales”.

-El 21 de marzo el cofundador del MAS-IPSP, Román Loayza en entrevista con Edwin Urizar expresó: “No puede ser tan “dictador o autoritario” para no escuchar las críticas de sus propios militantes (…) La expulsión de compañeros por criticar el mal accionar de la dirigencia es la gota que rebasa el vaso (…) Esto se sale de control y evidencia una dictadura a partir de la era Evo Morales como dirigente y autoridad”.

-29 de marzo, día del aniversario del MAS-IPSP, el diputado Cuéllar en “GigaVisión expresó: “A Juan Ramón Quintana quiero decirle que se jubile en la política, es un estorbo para Luis Arce y David Choquehuanca. Ganamos las elecciones nacionales sin ayuda de la vieja rosca. Mientras ellos estaban en hoteles 5 estrellas, las organizaciones sociales se estaban rompiendo el lomo en plena persecución política de Añez y en plena pandemia”.

Por otra parte, si bien la alcaldesa Eva Copa ya no pertenece al MAS-IPSP, el 24 de marzo expresó su opinión en el “El Deber”: “Evo Morales ha sido un líder indígena al que nosotros lo hemos respaldado, pero creo que su ciclo ha concluido. Debe dar un paso al costado y dar lugar a las nuevas generaciones y tiene que dejar que Luis Arce realice su gestión (…) Están tomando revancha expulsando a diestra y siniestra a compañeros e intimidando”.

 (*) Verónica Zapata. Periodista y psicóloga boliviana.

 Aniversario del Movimiento al Socialismo en Bolivia en plena crisis política

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x Close

Gracias por su Me Gusta en nuestra página

A %d blogueros les gusta esto: