Pueblos indígenas urbanos: Basta de ignorarnos!

Discurso de posesión del Consejo de Gobierno de la COIQ

Compañero Leonidas Iza, Presidente de nuestra gloriosa CONAIE

Compañera, Nayra Chalán, vicepresidenta de la Ecuarunari

Compañeros y compañeras representantes de las organizaciones fraternas:

  • Tricicleros del Mercado Mayorista, Manuel Quishpilema
  • Cooperativa 27 de Noviembre, Alfredo Urquizo, su Gerente Gral y Ángel Criollo, Presidente del Consejo Administrativo

Además mi afectuoso saludo a:

  • Distinguidas autoridades y comitiva de la Casa de la Cultura Ecuatoriana
  • Carlos Yamberla, Coordinador Zonal 3 de la Cancillería ecuatoriana

Compañeras/os de las organizaciones de base que hacemos la Coordinadora de Organizaciones de Pueblos Indígenas de Quito, COIQ

Compañeros/as de la Comunidad Educativa Intercultural Bilingüe de Quito representados por sus 14 centros educativos

Queridos ex docentes y ex estudiantes del entonces Colegio Chaquiñan, institución que por 14 años trabajó a pulso, sin un centavo del Estado, graduó 13 promociones, muchos de sus estudiantes volvieron a la dirigencia, son profesionales, tienen un nuevo horizonte de vida y acompañan a los pueblos indígenas, desde las bases de la COIQ.

José Atupaña Guanolema, hermano entrañable, su trabajo encaminado en silencio, pero con sabiduría siguen dando frutos. Ya desde la educación, ya desde la cultura, ya desde lo organizativo, ya desde lo comunicacional. Que tus ideas locas y acompañamiento pervivan en el tiempo, como lo fue su semillero a través de la Escuela de líderes Inti Sisa, los centros educativos en Quito y otros tantos que animarán por mucho tiempo.

Hermanas y hermanos todos aquí presentes, un yupaychani por acompañarnos.

Si bien en Quito se han identificado la existencia de familias que pertenecen a las 14 nacionalidades y 18 pueblos indígenas, incluso que la mayoría de esa población se encuentra entre los 21 y 30 años de edad, pero respecto a cuantos son en realidad, se sabe poco o nada. El último censo del 2010, deja más incógnitas cuando recorremos los barrios, los mercados, las calles capitalinas, entre otros y tantos espacios de trabajo productivo.

La lucha incansable de las nacionalidades y pueblos en el país, posibilitó que transitemos del anonimato a la participación, de la explotación abierta hacia el ejercicio de los derechos, de la folclorización caritativa hacia la participación como sujetos políticos, trabajo arduo que llama a unirnos mediante un esfuerzo estratégico y profundamente meditado desde las organizaciones de base, sus regionales y la nacional, tarea que incida de manera definitiva para que el carácter del Estado Plurinacional se vea materializado en las diferentes instancias del Estado y del gobierno.

Esa preocupación de no tener con qué llenar el plato para los hijos, el que no pueda acceder a estudios superiores, que el trabajo creativo y emprendedor sea castigado y criminalizado como informal, que la peregrinación por no tener un techo se vuelva cotidiana, que los rostros y lenguas de nuestros pueblos no se muestren o se escuchen en los medios llamados masivos, entra muchas otras, son nuevas formas de etnocidio y que  deben de acabarse.

Hermanos y hermanas del Consejo de Gobierno de la COIQ, aquí estamos convocados para batallar junto a cada una de nuestras organizaciones de base. Aquí el llamado a sumar esfuerzos, y su acompañamiento compañeros de la CONAIE y Ecuaruni. El trabajo campo-ciudad implica tener incidencia en políticas públicas de gobiernos seccionales como el de Quito y otras instancias del Estado, cuyo radio de acción son los pueblos indígenas urbanos.

Son tiempos difíciles, más bien cuándo no lo han sido, pero la convicción de nuestras comunidades, de nuestras organizaciones, de nuestros pueblos y nacionalidades de manera unitaria ha posibilitado no desaparecernos, a vivir y continuar con su grito mostrando que hay una mejor suerte para el país y para el mundo, ante los gobiernos y sus modelos que priorizan solo el enriquecimiento de unos pocos antes que el bienestar de la mayoría. Allí nuestra presencia y nuestra voz desde la urbe, para decir basta!

La paz no es solamente la ausencia de la guerra; mientras haya pobreza, racismo, discriminación y exclusión difícilmente podremos alcanzar un mundo de paz, dijo Mama Rigoberta, en su momento. Y desde la COIQ decimos, el soñado Estado Plurinacional y sociedad intercultural seguirá siendo un lirismo mientras haya pobreza, racismo, discriminación, exclusión y corrupción campante.

Yupaychani a todas y a todos.

Por: Marcelo Atupaña Chimbolema, Presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Pueblos Indígenas de Quito “COIQ” 2021-2024.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x Close

Gracias por su Me Gusta en nuestra página

A %d blogueros les gusta esto: